miércoles, 7 de enero de 2009

LA SECUENCIA



En matrix los teléfonos tenían una misión importante, permitían pasar de una realidad a otra, en realidad, de la realidad a un mundo virtual (y viceversa).





Mi historia tiene que ver con todo esto.





El día 26, pasados unos minutos de las 10 p.m., 9 tonos de llamada y un rechazo como colofón me han permitido hacer lo mismo. Gracias a un teléfono voy a atravesar esa barrera, voy a recuperar el mundo real.





Siempre había tenido dudas si esto que hacemos era real, a veces sentía que sí ( por eso mismo, porque sentía, me provocaba sensaciones....), pero descubrí que en realidad es sólo un frío sistema binario, un universo de ceros y unos, que combinados de diversas maneras, en ocasiones, parecen incluso que respiran y sienten (y seguramente lo hagan) (o no, ¿quién sabe?).

Discover Monty Python!














.

.





.

.

.

. CHAU

18 comentarios:

* SINE DIE * dijo...

Códigos binarios que laten?..

Uhmmm...

¿Qué es en realidad la realidad, mis?

Un besito

Amaya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amaya dijo...

Miralo asi Misantropo, parecen numeros y digitos, parecen letras con vida propia.., pude parecer a veces que no hay nada mas detras... Veras, los blogs tienen una ventaja: Se suele usar un pseudónimo, gracia a eso nos expresamos con total libertad.., y , si me permites la obsevación, la gente se muestra mas aqui tal y como es de lo que lo hacen en su medio habitual, porque escriben para comunicar y no tienen miedo a ser juzgados.., pero todo tiene un lado oscuro, no nos conocemos fisicamente.., y , a veces, puede dar esa sensación, la de que hablas en realidad con una pantalla que ni siente ni padece..
Lo que no entendi mucho es lo de la llamada de las 10 pm..
En fin,Misantropo, que somos reales, mas reales que mucha de la gente con la que te tropiezas a diario.., y sentimos, y respiramos, y compartimos..
Besos

bluesswing dijo...

Misátropo, estoy contenta de leerte de nuevo pero tu post me desconcierta...no sé si has ascendido en cuerpo y ya no formarás parte de la "conciencia social" o te despides del blog o inicias una historia de varios capítulos, o la llamada de una antigua amante enamorada te ha devuelto a la vida...Una vez soñé con los ceros y los unos, en serie, una correlación de ceros y unos blancos sobre una pantalla negra y después leía un titular de periódico en mi sueño: Montserrat Caballé se recupera de su ataque cardíaco"....Matrix es más realidad de la que nos imaginamos ¿no? ¿qué has abierto con esa llave????

Arkantis dijo...

A quien llamabas?

neptunia dijo...

Hay eventos que nos afectan de maneras insospechadas, por ejemplo hoy leer tu entrada y el paralelismo entre el mundo que llamamos real y el que llamamos virtual me retrajo la idea de que todo es relativo

Pero sobretodo tu mención de los sistemas binarios, y sus posibles combinaciones, me recordaron dos cosas, una que vivimos en un mundo de sensaciones y no estamos libres de sentir, y lo segundo me hiciste pensar en un cuento de Borges que hace mucho no leo, seguramente tu le conoces se llama "La biblioteca de Babel"

Aquí te dejo un pequeño fragmento

"Acabo de escribir infinita. No he interpolado ese adjetivo por una costumbre retórica; digo que no es ilógico pensar que el mundo es infinito. Quienes lo juzgan limitado, postulan que en lugares remotos los corredores y escaleras y hexágonos pueden inconcebiblemente cesar, lo cual es absurdo. Quienes la imaginan sin límites, olvidan que los tiene el número posible de libros. Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden). Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza."

Con cariño

Espero que encuentres el teléfono adecuado que te lleve donde quieres ir

Besos australes

María dijo...

Una serie de números que llegan a través de nuestros oídos en forma de llamada a través de una voz, y que la misma puede ser el comienzo, o incluso, el final de algo.

Una llamada que puede desconcertar, o que puede provocar todo lo contrario, mucha felicidad, todo a través de una serie de números que comenzaron vieron los ojos, que no decían nada en ese momento, que no significaban nada más que una serie de combinación numeral, y que después, ha significado algo muy importante.

Muy buen post, me ha gustado mucho, un placer haber estado leyéndote.

Un beso y feliz tarde.

PD.- Gracias por esa huella tan bonita que has dejado en mi blog, tus palabras me han encantado.

Morgenrot dijo...

Mi " lindo " Misántropo :

Estuve mes y medio sin móvil y fuí feliz.

Quizás todos seamos uns códigos genéticos con millones de claves que pasaron de potencia a acto, y de acto a la nada.

Pero tú estás en la estotilla, y yo soy tremendamente dichosa cuando te siento y me abres tus puertas.

Un fuerte beso

Arkantis dijo...

Te dejo un besazo...

Gabriela clavo y canela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela clavo y canela dijo...

Muchacho!!

Bienvenido al imperio vigesimal.


Saludos cordiales.

g.

Laura dijo...

Hola.
La primera vez que leí tu entrada, pensé que tenías trabajo nuevo (la llamada era para confirmarlo) y te despedías de todos por falta de tiempo. No entiendo porque entendí eso si dices claramente la palabra "rechazo" en ese párrafo.
Ahora, la segunda vez, creo que has sufrido una decepción. Tal vez alguien que conociste en la red.
Todo son elucubraciones mías, que conste. Ya sabes que tiendo a imaginar, soy así.
El caso es que... si es lo segundo, no eres el primero al que le pasa.
Como dice Amaya, somos reales, aquí y en nuestra vida fuera de aquí. Solo que aquí escondemos unas cosas y fuera otras. Siempre escondemos (todos)... o dejamos de decir algo. Fuera es más fácil "esconder" nuestro interior, aquí "escondemos" nuestro exterior. Tal vez sea un signo de poca autoestima, aunque si tenemos en cuenta lo que escribimos... deberíamos estar orgullosísimos de nosotros mismos.
En todo caso, yo me quedaría con lo que dijo Morgenrot: "estuve un més sin móvil y fuy feliz", haciéndome esta reflexión: que lleguemos a pensar que no podemos pasar sin algo cuando lo tenemos y lo fácil que resulta luego estar sin ello cuando ya no está. Habría que aplicarlo a todo en general.

Qué rollo.
Y todo para dejarte un beso.

La gata Roma dijo...

El universo de ceros y unos puede ser complicado. Yo a veces cuando miro la pantalla no veo letras, veo dibujos, veo paisajes, veo a gente que me habla y a veces, sólo letras… esto último suele ser triste, o las letras son para otros que si ven cosas en ellas… no sé, me estoy liando..
Kisses

Arkantis dijo...

Esta vez no te dejo un beso....te dejo milessssssssssss ale..

:-)

pati dijo...

Sorprende que con una simple llamada rechazada uno pueda resurgir... a mí me pasó ayer por la tarde. En mi caso no fue una llamada, pero qué importancia tiene la causa, verdad?

Yo espero no haber llegado tarde; si es así, lo lamento... te llamo? ;)

Besos con retraso :)

p.S.: Ánimo ;)

indya dijo...

Este mundo es tan real, que no tenemos un cuerpo que nos sirva de tapadera, para bien o para mal, somos 100% esencia de nosotros mismos.

Saludos

Arkantis dijo...

Feliz semana...

sticker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.