lunes, 28 de abril de 2008

Cuando el muro de tu frente

se convierta en mar ondulante...


Cuando la claridad de tus ojos

se convierta en húmeda cascada...


Cuando el desierto de tus mejillas

se convierta en cauce de torrente...




8 comentarios:

sara dijo...

¿entonces?

misántropo dijo...

"Si me necesitas, silba. ¿Sabes como se hace?. Junta los labios y sopla"

Ego dijo...

Clava hoy tus raíces en mí.
Quién pudiera retenerte en Madrid.
Visitaremos lugares a los que hemos
ido antes juntos,
antes de conocerte,
antes de encontrarte.

Un (b)eso...

joaninha dijo...

a mi si que me ha deshecho el nudo de la frente leer esto...

un besito :-)

Ego dijo...

Está visto que hoy el insomnio no es unilateral.
Fumaré un cigarro mentolado a tu salud, nunca a la mía.
Prende la luz...

aiNOha dijo...

Ainss muchísimas gracias por todos los comentarios que me dejas. Me encantan! y la poesía de ayer.. preciosa!
Me dejas sin palabras.

Espero que no te importe si te enlazo.

Un besito!

Camiseta a rayas dijo...

No creo que las lágrimas sirvan como drenaje del amor (aunque ojalá así fuera), ni siquiera creo que sirvan para nada.

Pink Floyd...me trae buenos recuerdos, Wish you were here, y otras cosas buenas,claro.

Dulces sueños para ti también, y dulces despertares, sobre todo.

Ego dijo...

Yo también faltaré. He quedado con los friKis y con la neurosis, con los puros y las copas, y creo que llevaré una lagartija entre los pechos, que brillará y no hablará.
Pero se trata de un Sábado.
Lo cual no implica que Yola Berrocal sea buena o mala persona.
Un (b)eso...