domingo, 4 de mayo de 2008

“Una vez, mientras vivía yo en el corazón de una granada, oí que una semilla decía:
-Algún día me convertiré en un árbol, y cantará el viento en mis ramas, y el sol danzará en mis hojas, y seré fuerte y hermoso en todas las estaciones.

Luego, otra semilla habló, y dijo: -Cuando yo era joven, como tú ahora, yo también pensaba así; pero ahora que puedo ponderar mejor todas las cosas, veo que mis esperanzas eran vanas.

Y una tercera semilla se expresó así: -No veo en nosotras nada que prometa tan brillante futuro.

Y una cuarta semilla dijo: - ¡Pero que ridícula sería nuestra vida, sin la promesa de un futuro mejor!

La quinta semilla opinó: -¿Para qué disputar acerca de lo que seremos, si ni siquiera sabemos lo que somos?

Pero la sexta semilla replicó: -Seamos lo que seamos, lo seremos siempre.

Y la séptima semilla comentó: -Tengo una idea muy clara acerca de cómo serán las cosas en lo futuro, pero no la puedo expresar con palabras.

Y luego habló una octava semilla, y una novena, y luego una décima, y luego muchas, hasta que todas hablaban a un tiempo y no pude distinguir nada de lo que decían todas esas voces.

Así pues, aquel mismo día me mudé al corazón de un membrillo, donde las semillas son escasas y casi mudas.”

6 comentarios:

Ego dijo...

Yo callé la voz de las semillas pisoteándolas una a una. Después lo hablé con un batido de chocolate, y él me recordó cuántos eran los pecados capitales. Empecé a ponerlos en práctica y conocí a la soberbia. Yo sabía que no era buena. Cuando se dio cuenta de que lo sabía, me apuñaló por la espalda.
Ahora duele.
Un (b)eso...

Ego dijo...

Si reclamo tus manos, ¿cómo las aprieto? Si tengo una pantalla enmedio y ni siquiera poseo una voz, ¿cómo no estar condenada a la ruina? ¿Cómo no ha de doler? Si hayas el conjuro, búscame.
Un (b)eso...

Andy dijo...

Semillas que hablan...
si eso no es ciencia ficción que venga Dios y lo vea.

carola. dijo...

hola, pasaba por aquí. No te conocía y me has sorprendido. Me gusta lo que he visto dentro de la escotilla.
Las semillas a veces se ponen pesadas y lo mejor es huir.
Un saludo capital.

Morgenrot dijo...

¡ Magnífico, Misántropo !

No sé con qué semilla quedarme, quizás con ninguna y con todas.

El membrillo tiene menos semillas, es como aislarse dentro de la sociedad.

Vivo algo aislada conmigo misma y en mí misma.

Gracias por tan hermosa composición.

Gabriela dijo...

"Cada semilla guarda un anhelo".

Bien por Gibrán y por usted!

saludos cordiales.

g.