martes, 3 de junio de 2008

NO DEBERÍAS LEER ESTO

Ahora que Penelope, por fin, se reencontró con su Ulises (mi compañero de escotilla)
solo puedo acordarme de Julieta, abandonada por un Romeo indeciso, confuso, abrumado.

Ella recuenta las olas acompañada por una botella de ron sin saber lo afortunada que es... o no.

Siempre que vuela esta canción me vienes a la memoria



10 comentarios:

Ego dijo...

Qué haces escribiendo sobre mi miseria
con esa banda sonora de la vida de otro
que V. destrozó sin piano.
"No leas este capítulo".
Hayan o no tribus perdidas.
Aunque se atranque la puerta de baño.
Un (b)eso...

Luna Carmesi dijo...

Y si lo lee?

¿Habrá que encogerse de hombros?

(Antes me quedo con el griego y la griega que con los tontitos de Venecia)

Besos Carmesíes!

Gabriela dijo...

Y así los besos se van...

hay cosas que nos recuerdan otras cosas.

Ulises o Romeo, que más dá, el amor, como dicen, es la prórroga perpetua.

saludos cordiales.

G.

Arkantis dijo...

Una botella de ron y un recuerdo...
Besines

CalidaSirena dijo...

Cuando algo se acaba, puede dar paso a algo mejor, por ello a lo mejor ha sido afortunada en ese abandono..
Besitos cálidos

Morgenrot dijo...

Pues yo nunca he aceptado que Romeo fuese tan precipitado.



Un fuerte beso y que sea lo que tenga que ser

Camiseta a rayas dijo...

Yo abogo por un Romeo sin su Julieta,
y por un Ulises sin Penélope,
y por un Marco Antonio sin Cleopatra,
y por un Dalí sin Gala,
y por un Warhol sin Edie Sedwig,
y por un Manolete sin Lupe Sino,
y por un Diego Rivera sin Frida.

Porque el amor dramático e inconcluso es más real, más fuerte. O quizás yo sea una masoca. Que todo puede ser.

Camiseta a rayas dijo...

Se me olvidaba: Un beso fuerte.

Arkantis dijo...

Un besote y que tengas un estupendo fin de semana ;-)

Caro Moreno dijo...

apa.. me gusta mucho este blog, sigo mirando y gracias por tan hermosa foto en la parte superior de la página, me encanta!