viernes, 27 de junio de 2008

CONTINUARÁ

Un rayo de luna nueva me guió al Ipanema
como todas las noches deslunadas
el lobo se transformó en hombre
y el hombre se mutó en sombra.

Mientras la flaca atronaba en mis oidos
recorrí la barra buscando tu ausencia,
la encontré en el fondo del tercer vodka (cobarde) con naranja,
estabas tal y como me esforcé en olvidarte.

Desde que te vi sabía que iba a echarte de menos
pues no era por mí la marea de tus ojos....





Pdta: perdóname, sólo es un aborto de un esbozo de borrador, he querido curarme en salud, nunca se sabe...

5 comentarios:

Arkantis dijo...

De nuevo por aquí..
Besos

La gata Roma dijo...

Me encanta, la entrada, y la canción, tal vez por esa frase dolorosa de “como la certeza de que no sueñas conmigo” o será que yo también bebo vodka con naranja…
kisses

Ego dijo...

Es verdad, nunca se sabe. Pero yo anoche saludé a Ipanema sólo de lejos, porque ni es un supermercado ni está muerta. Y luego me pedí un Santa Teresa con cola. Ya no bebo vodka, ahora celebro aniversarios bastardos...

* Sine die * dijo...

Nada como el olvido..para acercarte a un recuerdo....

(Me alegra navegarte, me alegra tu regreso..)

:)

Luna Carmesi dijo...

Con solo sombras no hay nada físico... Ni siquiera las sonrisas.

El soñar a veces es como encontrar... Siempre llena el cajón de búsquedas vacías y desesperantes, aunque al final del encuentro adecuado resulta que los anteriores y decepcionantes husmeos se olvidan.

Un beso.